El método de tatuaje por escarificación

El tatuaje por escarificación consiste en hacer dibujos en la piel por medio de las cicatrices. En el proceso de escarificación, las cicatrices se forman a base de ir cortando la piel, de manera que con esos cortes vamos realizando el dibujo que deseamos.

Hay muchos motivos por los cuales la gente recurre a la escarificación. Estéticamente, las escarificaciones son por lo general más visibles sobre la gente más oscura de piel, en las que los tradicionales tatuajes de tinta no son tan visibles. Hay también muchas personas que se hacen este tipo de tatuaje por motivos religiosos y sociales. Según alguna creencia tribal en África, produciendo cicatrices sobre niños recién nacidos se ayuda a la prevención de ciertas enfermedades.

Dentro de la escarificación encontramos muchas variables, según el tipo de piel, la profundidad del corte, y cómo la herida es tratada en el proceso de cicatrización, ya que si la herida se infecta, y cuanto mas días dure la infección y más fuerte sea esta, más pronunciada será la cicatriz.