IMPRESIONANTE:Una adolescente con cuerpo de bebé podría explicar el envejecimiento

El caso de Brooke Greenberg es insólito dentro de la medicina. Nació en Baltimore hace 17 años pero nunca ha llegado a crecer más allá de su tamaño de bebé. Según un grupo de investigadores, su pequeño cuerpo podría contener la clave para comprender por qué envejece el ser humano. Seguir leyendo el arículo

Los problemas de desarrollo de Brooke son extremos. Pesa unos 7 kilos, no mide más de 75 centímetros, todavía conserva sus dientes de leche y no ha logrado aún empezar a hablar. Sin embargo, ya ha sufrido enfermedades propias de un adulto, como infartos, dificultades respiratorias y úlceras.

El equipo del Dr. Richard Walker de la University of South Florida School of Medicine analiza el ADN de Brooke para descubrir qué defectos en su genética le han provocado un retraso tan agudo de su desarrollo natural. Localizar esas alteraciones únicas echaría luz sobre los procesos de envejecimiento y permitiría avanzar tratamientos contra las enfermedades relacionadas con la edad.

“Creemos que se ha producido una mutación en los genes que controlan su crecimiento y desarrollo, de ahí que parezca haberse quedado congelada en el tiempo” explicó Walker a The Times.

“Si comparamos su genoma con la versión normal podríamos ser capaces de localizar estos genes, ver qué hacen exactamente y quizás controlarlos. Creemos que la condición de Brooke nos brinda una oportunidad única para entender el envejecimiento.”

Según el corresponsal médico de Sky News, Thomas Moore, los científicos no están tan interesados en descubrir la ‘vida eterna’ como en conseguir aliviar los procesos degenerativos que comporta la vejez.

“Durante miles de años hemos estado buscando la fuente de la eterna juventud. Y sabiendo a qué nos dedicamos con nuestros genes, no me extrañaría que residiera allí.”

“Aumentar nuestra esperanza de vida sería un efecto secundario. El principal objetivo de la ciencia médica es ralentizar el envejecimiento de nuestros cuerpos que causa enfermedades degenerativas como el Alzheimer o la artritis, y darnos mejor calidad de vida. Quieren añadirle vida a los años, no años a la vida.”