Instrumentos a utilizar cuando quieras grabar Psicofonias

Un aspecto esencial a la hora de investigar las psicofonías es el de los aparatos a utilizar.

El grabar con instrumentos de mayor o menor calidad no influye en la cantidad de inclusiones obtenidas, pero sí en su calidad y posible interpretación posterior, lo que en un micro de baja calidad podemos interpretar como un simple susurro o ruído, con otro más sensible puede pasar a ser una psicofonía.

No hay modelos en concreto que sean mejores que otros, pero si debemos tener claros algunos conceptos de lo que necesitamos o queremos para comenzar a experimentar.

Magnetófonos:

Ha sido sin duda el aparato más utilizado en la captación de las psicofonías. Con ellos obtenemos una calidad de grabación excelente. En épocas anteriores sus resultados no eran igualados por ningún otro aparato, hoy en día con las grabaciones digitales esto ha cambiado, pero siguen siendo utilizados por los especialistas en TCI.

Son también grabadoras “de bobina abierta”, en ella podemos ver los cabezales en funcionamiento. Se suelen utilizar para grabar en estudios cerrados, pues no están preparados para trabajar con pilas y su traslado es dificultoso.

Sus precios oscilan entre las 150.000 (900 E) y las 600.000 pesetas (3.600 E), dependiendo del modelo y las caracteristicas del mismo. El precio de las bobinas de grabación está alrededor de unas 15.000pesetas (90 E) de media.

 Podemos elegir entre varias marcas: Akai, Sony, Telefunken, Philips, Uher, etc, lo mejor en estos casos es asesorarnos bien antes de realizar ninguna compra y que lo que compremos sea realmente lo que necesitamos debido a su precio.

Grabadoras de sobremesa:

Este tipo de instrumento es ideal para las grabaciones de campo, están adaptados para funcionar con pilas y su tamaño los hace fáciles de transportar hasta cualquier lugar. Las características ideales de este tipo de aparatos serían:

Tener cuenta vueltas, de esta manera podemos apuntar minuciosamente todos aquellos ruídos que se produzcan durante la grabación, además, en una primera pre-escucha también podemos ubicar las posibles psicofonías.

Debe tener una entrada para un micrófono exterior y otra para auriculares.

Otro aspecto importante es el del altavoz, de ser posible debe ser de una buena calidad y potencia para poder escuchar en el momento las grabaciones sin auriculares. Necesario es también la entrada para una toma exterior de batería.

Un tema importante y que a veces pasa desapercibido es el del botón de Rewiew, debe poder rebobinarse sin tener que parar el botón de Play, algunos aparatos no permiten esta acción o incluso dañan la cinta al realizarlo, como nos ha ocurrido en alguna ocasión.

Existen infinidad de marcas y modelos diferentes, Telefunken, Philips, Grundig, Sony, Aiwa, etc. Es importante que reunan las características antes mencionadas, recomendamos por su calidad-precio el modelo Philips AQ6455.

Grabadoras de reportero:

Es la forma más sencilla de comenzar a estudiar las psicofonías, existen en el mercado muchas marcas y modelos asequibles a nuestro presupuesto y necesidades.

Las características necesarias serían equiparables a las de las grabadoras de sobremesa, todos estos aparatos llevan incoporado un micro interno, aunque parezca raro, con este simple micro se consiguen resultados, sin necesidad de uno externo, no obstante la calidad de estas grabaciones suele ser pobre, al grabarse conjuntamente el ruído del motor y el típico siseo si el volumen de grabación es alto. Su precio puede oscilar entre las 5.000 pesetas (30E) y las 30.000 (180E), podemos elegir entre varias marcas: Aiwa, Sony, Sanyo, etc, recomendamos la marca Aiwa en cualquiera de sus modelos.

Micrófonos:

Aquí nos encontramos con el caballo de batalla de los investigadores, en principio parece sencillo la elección del mismo, pero no lo es tanto, además, los precios de algunos modelos pueden llegar a ser prohibitivos. Hay qye tener en cuenta un dato importante, si disponemos de un micrófono con una amplitud de 50 Hz a 20.000 Hz, pero nuestra grabadora sólo capta hasta 8.000 Hz, de poco o nada nos va a servir, por lo tanto, aparato y micro debe ser totalmente compatibles.

El espectro audible del ser humano se fija entre 30 Hz y 20.000 Hz, debemos intentar que nuestro micro capte esta gama sonora, los modelos también son variados, dependiendo de nuestros bolsillos, marcas como Aiwa, Sony, EAG, Grundig, Philips, Optimus, etc, sólo es cuestión de elegir.

Cintas magnetofónicas:

Utilizaremos cintas normales, las de Cromo o hierro se oxidan con el tiempo, perdiendo las grabaciones. Su duración máxima será de 60 minutos, si es posible 48, ya que de superar este límite el cabezal sufrirá en exceso. Deben ser siempre vírgenes y no se deben volver a utilizar, para no correr el riesgo de tomar por psicofonías voces o sonidos no borrados totalmente.

Otros aparatos:

Sintonizadores: En el caso de experimentar a través de transradio éste será un elemento indispensable, existen en el mercado infinidad de aparatos que abarcan todas las bandas y gran cantidad de frecuencias, a ser posible utilizaremos una manual y con posibilidad de ir cambiando de 0.5 en 0.5 las frecuencias.

Grabadores digitales:

Es la última moda dentro de las grabaciones psicofónicas, disponen de gran cantidad de espacio de almacenamiento, pueden ser descargadas directamente a nuestro ordenador y eliminamos el ruído de motores u otros elementos de las grabaciones tradicionales.

Su precio y la imposibilidad de poder escuchar las grabaciones directamente a través de los altavoces en investigaciones de campo son sus inconvenientes. Existen grabadoras en formato DAT, minidisc e incluso mp3, depende de nuestros gustos.

Ordenador portátil:

 Elemento este que no es indispensable pero que puede ayudarnos mucho en las investigaciones, podemos analizar y registrar las psicofonías en el momento, grabar directamente a través del disco duro del mismo y realizar infinidad de pruebas de audio y vídeo. Tampoco es un objeto barato pero las diferentes alternativas que nos ofrece son muy interesantes.

Cámaras de vídeo:

 Se suelen utilizar en las investigaciones de campo para grabar las habitaciones en las que se está experimentando y poder así captar cualquier suceso extraño que suceda, y evitar de paso que cualquier persona pueda acercarse al lugar. También son utilizadas en el campo de las psicoimágenes, aunque ese es otro campo totalmente diferente y que trataremos en otro momento. Los precios varían entre las 120.000 (718 E) y las 400.00 pesetas (2.400 E), dependiendo de las características técnicas que necesitemos.

Auriculares:

A veces le damos poca importancia a los mismos teniendo en cuenta que a través de ellos escuchamos nuestras grabaciones y decidimos lo que un sonido natural y lo que no. Deben ser de la mayor calidad posible y que su insonorización sea buena. En ocasiones sucede que una grabación escuchada con auriculares en un primer momento la catalogamos como psicofonía por su claridad y al escucharla a través de los altavoces pierde todo su sonido y no podemos identificarla y al contrario, es como si algunas de estas grabaciones debieran ser escuchadas por un medio determinado, la pregunta es ¿por qué?.

También se pueden utilizar mesas de mezclas o de edición para poder centralizar todos los aparatos, sintetizadores, altavoces, pletinas de grabación, ecualizadores, inflarrojos, la lista se haría interminable, pero los instrumentos esenciales son la grabadora y el micro.

No se debe asustar la persona que quiera comenzar con la TCI al ver la cantidad de intrumental necesario, podemos comenzar a grabar con un presupuesto reducido e ir aumentando los medios a medida que obtengamos resultados, con 10.000 pesetas (60 E) podemos comenzar nuestra aventura.