¿Te gustan los Tatuajes de cuerpo entero? Metodo Japones

Los tatuajes japoneses de cuerpo entero, se acostumbran desde mediados de Siglo XIII, y se piensa que comenzaron a realizarse para cubrir los tatuajes condenatorios, esos que marcaban a las personas como ladrones y asesinos, o señalaban a personas pertenecientes a la mafia.

Para cubrir estos tatuajes la única forma era realizar tatuajes mayores sobre ellos, que los cubrieran y disimularan.

Sobre fondos de olas, nubes, paisajes imaginarios y rayos se tatúan dragones, flores, pájaros, lunas, tigres y símbolos.

Muchas veces el fondo es de color, incluso negro, lo cual resalta aún más la belleza de los dibujos.

Estos grandes tatuajes japoneses suelen cubrir todo el cuerpo dejando libre el centro del pecho, sobre el esternón.

Los temas más comunes, además de animales míticos, son los budistas y las escenas de sukoden y geishas.

El compromiso físico, emocional y económico para realizarse estos tatuajes japoneses de cuerpo entero, es enorme. El trabajo puede llevar unos 5 años en sesiones semanales y uno o más millones de yens.

La gran fama mundial de el tatuaje japonés se debe a su enorme nivel artístico, al hecho de que los diseños son integrales y forman un conjunto conceptual armónico, y a la forma tradicional de realizarlos: con una punta de bambú impregnada de tinta.

En Japón existen bares temáticos donde los tatuados concurren a exponer sus cuerpos y sus diseños.

En el video podemos disfrutar de un especialista en el tatuaje japonés y de diseños maravillosos.

http://www.youtube.com/v/lmuhmXeWnGg&rel=0&border=1&color1=0x5d1719&color2=0xcd311b&hl=es_ES&feature=player_embedded&fs=1

Historia :

El tatuaje, en Japón tiene una larga historia de tradición, arte y belleza y se remonta al paleolítico, y, a lo largo de toda la historia tuvo diferentes utilidades: desde castigos a condenados que de esta manera quedaban marcados para toda la vida por sus crímenes, hasta tatuajes femeninos en prostitutas y cortesanas, pasando por modas ocasionales con tatuajes de parejas que se completaban al juntar las manos de los novios, etc.

A partir del período que abarcan los años 1600 a 1868, el tema del tatuaje da un giro importante, y comienza a desarrollarse como una forma de arte.

Esta corriente surgió a partir de la impresión xilográfica de la famosa novela épica Suikoden donde aparecían guerreros con los cuerpos decorados con dragones, tigres, bestias míticas y flores… a partir de aquí la demanda de tatuajes fue impresionante.

Los xilografistas se transformaron en artistas tatuadores adquirieron más clientes y experiencia, utilizando muchas de sus herramientas y una tinta especial llamada Nara que es negra al tatuar pero se vuelve verde o azul bajo la piel.

Quién se tatuaba en aquella época sigue en discusión, muchos opinan que, algunos mercaderes, impedidos de demostrar su gran riqueza por ser pleveyos optaban por llevar carísimos tatuajes, joyas del arte bajo su ropa, a modo de gran lujo.

Irezumi es el nombre que se dá a los tatuajes en Japón y aunque sus inicios y motivaciones pueden seguir en discusión, lo cierto es que son muy hermosos y su amplia tradición no solamente lo proteje de los cambios de mentalidad y moda, sino que, además, deja la puerta abierta al cambio permanente y al crecimiento artístico.